¿Estás pensado en mudarte y vivir una nueva experiencia en otra ciudad? ¿Y buscarte un apartamento más céntrico cerca de tus amigos? ¿Quizás cambiar de trabajo? Mudarse puede ser una etapa muy ilusionante, pero tanto a la hora de realizar el empaquetado como durante el traslado se requiere de mucha atención para que todos nuestros enseres y muebles lleguen a destino en las mejores condiciones.

Básicamente hay que organizarse correctamente para no pagar de más y conseguir una mudanza económica.

Claves para hacer mudanza por mensajería

  1. En primer lugar hay que valorar si la mudanza la vas a realizar tú o lo dejas en manos de una empresa especializada. El precio se te puede disparar si precisas de una grúa para bajar los muebles por la fachada o si dispones de demasiadas pertenencias y hay que movilizar varios camiones. Para una vivienda de unos 70 metros cuadrados el precio rondaría los 500 euros, a lo que habría que sumarle los seguros.
  2. Si decides hacer el traslado por tu cuenta, la mejor opción pasa por alquilar una furgoneta grande. El precio oscilará en torno a los 150 euros por el día y tendrás que convencer a amigos y familiares de que te echen una mano el fin de semana.
  3. Recopilar cajas: un par de semanas antes de preparar la mudanza es conveniente que vayas comprando las cajas o que las pidas a los comerciantes de tu barrio. Cada día puedes ir empaquetando aquellas cosas que ya no utilices como pueden ser libros, ropa de cama o prendas de otra temporada. Para que las cajas lleguen bien a destino recuerda seguir unas recomendaciones de embalaje.
  4. Hazte con un rollo de papel de burbujas y con material de amortiguación para envolver los artículos más frágiles.
  5. Realiza inventario: de esta forma no se te olvidará nada. Apunta en un papel lo que necesitas llevar y en qué caja se encuentra. Puedes numerar las cajas o simplemente marcarlas con el nombre de la estancia.
  6. Para desmontar los muebles y no se pierda ninguna pieza o tornillo, recuerdo introducirlo los elementos más pequeños en una bolsa de plástico, concretando el mueble del que se trata.
  7. Al cargar los muebles en la furgoneta procura introducir en primer lugar los muebles con más volumen, y a continuación las cajas más pesadas. De esta forma se encargarán de que los muebles no se desplacen y viajen más seguros. Por último introduciremos los elementos más ligeros y el resto del mobiliario.

Las mudanzas no suelen figurar como uno de los servicios que ofrecen las agencias de transporte. Por lo que si te arriesgas a contratar un servicio como este a través de ellas, los repartidores pueden negarse a recoger tus muebles y cajas.

Sin embargo, te recomendamos que utilices complementariamente nuestro servicio en tus mudanzas en casos como los siguientes:

  • Necesitas enviar un mueble a un destino diferente: En este caso, sí que puedes recurrir a los servicios que ofrece Sendiroo. No tendrás que hacer tantos viajes y podrás acceder a los mejores precios de envío.
  • Estás interesado en enviar un paquete o mueble con una protección especial: Si te preocupa el valor y protección de una de tus cajas o muebles, te recomendamos enviarlos a través de Sendiroo contratando la opción de Protección Plus. Puedes asegurar hasta un valor de 2.000 euros. Asegúrate antes de que la mercancía no figure entre los artículos prohibidos por las agencias.

Blog Sendiroo