El packaging es un elemento que a medida que pasa el tiempo ha cogido mucha importancia y relevancia en el mundo del ecommerce. Es un elemento clave dentro de la estrategia de marketing y comunicación de un negocio online porque es el primer contacto físico entre el usuario y la marca.

Hoy día la mayoría de las marcas sean pequeñas o grandes se encuentra en la búsqueda continua de la fórmula para estar presentes y formar parte de las conversaciones sociales de sus usuarios. En estos tiempos que corren, donde el hábito de compra está marcado por la modalidad online, donde vemos que los paquetes que se envían va creciendo de forma continuada, incluso proyectando que el 20% de la participación de mercado de estas marcas vendrá del ecommerce para el año 2021, nos encontramos con que la presentación del producto tiene un rol principal que además debe ser disruptivo y diferenciador, porque es crucial en la experiencia del usuario al igual que sucede con los envíos.

El embalaje resulta esencial

El embalaje resulta esencial en cualquier negocio e-Commerce para garantizar la adecuada entrega de la mercancía en destino. Pero además de salvaguardar el contenido de los envíos ante posibles daños, también debe trasladarse la identidad de la tienda online por medio de una personalización del packaging. No hay que olvidar que se trata del primer contacto físico entre el cliente y el comercio, por lo que debemos aprovechar esta oportunidad para causar una grata impresión.

Pensar que el proceso de compra finaliza con el pago por parte del consumidor es un error bastante frecuente. Las empresas destinan gran parte de sus esfuerzos en campañas de marketing para captar la atención de los usuarios, por lo que la entrega de paquetes supone una oportunidad que deberíamos aprovechar. Entre otras cosas para proporcionar información adicional que refuerce el conocimiento sobre la marca y el resto de artículos.

Una vez que consigamos satisfacer las necesidades del cliente y que lo fidelizamos con la firma, también habría que conseguir que sus contactos en redes sociales y conocidos también acaben probando los productos de nuestra tienda online. Un packaging atractivo se acabará compartiendo en las redes sociales, por lo que su trascendencia se multiplicará.

No te olvides de revisar estos consejos de embalaje para tus envíos de paquetería.

Cómo conseguir un packaging práctico y original

Los embalajes que conseguirán captar la atención de los usuarios destacarán sobre todo por ser atractivos, aportar la información necesaria y abordar una serie de aspectos esenciales como la innovación, los colores, materiales, la tipografía y la identidad de marca, entre otras cosas.

Una vez que el pedido llega al hogar, el cliente valorará el diseño y funcionalidad del embalaje, por si puede resultar de utilidad para conservarlo o si es mejor desecharlo. A continuación te detallamos las cualidades de un buen packaging.

  • Apostar por un diseño atractivo y original.
  • Diseño que se identifique con la marca y que capte la atención del usuario.
  • Un embajale interactivo, ya sea con la página web de la tienda, los perfiles en redes sociales o un código QR.
  • Aprovechar el pedido para refozar el comportamiento de compra. Para ello puedes decantarte por incluir en el interior un descuento para la siguiente adquisición.
  • Personalizar los envíos. El cliente agradecerá que te refieras a él por su nombre.
  • Asegúrate de que tu paquete corporativo resulta fácilmente reconocible.